¿Qué es un exchange descentralizado (DEX)?
¿Qué es un exchange descentralizado (DEX)?
InicioArtículos

¿Qué es un exchange descentralizado (DEX)?

Principiante
1mo ago
8m

TL;DR - RESUMEN

Probablemente estés familiarizado con los exchanges de criptomonedas. Te registras con tu correo electrónico, creas una contraseña segura, verificas tu cuenta y empiezas a tradear criptomonedas.

Los exchanges descentralizados son también así, pero sin la molestia de los registros. En la mayoría de casos, no hay que depositar ni retirar cripto. Los trades se producen de forma directa entre los monederos de dos usuarios, con inputs limitados (¡si es que hay alguno!) de una tercera parte.

Los exchanges descentralizados pueden ser un poquito difíciles de dominar, y puede que no siempre tengan los activos que deseas. Pero, a medida que la tecnología y el interés en ellos vayan en aumento, es muy posible que se conviertan en componentes fundamentales del ámbito de las criptomonedas.


Introducción

Desde los orígenes de Bitcoin, los exchanges han jugado un papel vital en el emparejamiento de compradores y vendedores de criptomonedas. Sin estos foros capaces de atraer a una base global de usuarios, tendríamos una liquidez mucho más pobre y careceríamos de un sistema para ponernos de acuerdo respecto al precio correcto de los activos.

Tradicionalmente, actores centralizados han dominado este campo. Sin embargo, gracias a la disponibilidad de estructuras tecnológicas en rápida evolución, un número creciente de instrumentos para trades descentralizados han emergido.

En este artículo, analizaremos en detalle los exchanges descentralizados (DEXs), entornos de trading en los que no se requieren intermediarios.


Definición de los exchanges descentralizados

En teoría, cualquier intercambio peer-to-peer puede constituir un trade descentralizado (ver, por ejemplo, Atomic Swaps Explicados). Pero en este artículo, estamos principalmente interesados en plataformas que emulen las funciones de los exchanges centralizados. La diferencia clave radica en que el "backend" existe en una blockchain. Nadie ejerce custodia de tus fondos, y no tendrás que confiar en el exchange hasta el punto que lo haces con los de oferta centralizada (si es que has de confiar en alguna medida).


Cómo funciona un exchange centralizado

En tu exchange centralizado habitual, has de depositar tu dinero –ya sea fíat (a través de una transferencia bancaria o tarjeta de crédito/débito) o criptomonedas. Cuando depositas criptomonedas, cedes el control de éstas. No desde el punto de vista de la usabilidad, dado que puedes tradear con ellas o retirarlas, pero sí desde un punto de vista técnico: no puedes gastarlas en la blockchain.
No estás en posesión de las claves privadas de los fondos, lo que significa que cuando haces un retiro, le pides al exchange que firme una transacción en tu nombre. Cuando tradeas, las transacciones no se producen on-chain –en su lugar, el exchange asigna balances a los usuarios en su propia base de datos.

El "workflow" general (flujo de trabajo) es increíblemente ágil porque la baja velocidad de las blockchains no obstaculiza el trading, y todo ocurre dentro del sistema de una entidad única. Resulta más fácil comprar y vender criptomonedas, y tienes a tu disposición un mayor número de herramientas.

Pero esto se logra a costa de la independencia: tendrás que confiar en el exchange con tu dinero. En consecuencia, te expondrás a ciertos riesgos de contraparte. ¿Qué ocurre si el equipo desaparece con el BTC que tanto te ha costado ganar? ¿Qué pasa si un hacker inutiliza el sistema y drena los fondos?

Para muchos usuarios, esto constituye un nivel de riesgo aceptable. Simplemente se limitarán a utilizar exchanges de buena reputación, con un historial sólido y precauciones que mitiguen las violaciones de datos.


Cómo funciona un exchange descentralizado

Los DEXs son similares a sus equivalentes centralizados en ciertos aspectos, pero significativamente distintos en otros. Debemos señalar, en primer lugar, que los usuarios tienen a su disposición varios tipos de exchanges descentralizados distintos. El denominador común en todos ellos es que las órdenes se ejecutan on-chain (mediante smart contracts), y que los usuarios no sacrifican la custodia de sus fondos en ningún momento.
Aunque han llevado a cabo trabajos en DEXs de tipo "cross-chain", los más populares giran en torno a activos de una única blockchain (como por ejemplo Ethereum o Binance Chain).


Libros de órdenes on-chain

En algunos exchanges descentralizados, todo se lleva a cabo on-chain (hablaremos de enfoques híbridos en breve). cada orden (así como cada modificación o cancelación) se inscribe en la blockchain. Este es, probablemente, el enfoque más transparente, dado que no has de confiar en un tercero para que te transmita las órdenes, y no hay manera de ofuscarlas. 
Desafortunadamente, es también el menos práctico. Al pedirle a cada nodo de la red que registre la orden para siempre, terminarás pagando una comisión. Y deberás esperar hasta que un minero añada tu mensaje a la blockchain, con lo que la experiencia también puede resultar engorrosa. 
Algunos señalan el front running como un defecto de este modelo. El front running se produce en los mercados cuando un "insider" (un sujeto con información privilegiada) tiene conocimiento de la existencia de una transacción pendiente, y utiliza dicha información para colocar un trade antes de que la transacción sea procesada. El "front runner", por tanto, se beneficia de una información desconocida por el público. Por norma general, esto es algo ilegal. 

Por supuesto, si todo se publica en un libro mayor global, no hay oportunidad de anticiparse en el sentido tradicional. Dicho esto, se puede implementar un tipo de ataque diferente: uno en el que un minero ve la orden antes de que se confirme y se asegura de que su propia orden se agregue primero a la blockchain.

Ejemplos de modelos de libros de órdenes en cadena incluyen los DEXs Stellar y Bitshares.



Libros de órdenes off-chain

Los libros de órdenes DEXs fuera de la cadena todavía están descentralizados en algunos aspectos, pero es cierto que están más centralizados que el punto anterior. En lugar de que todas las órdenes se publiquen en la blockchain, se alojan en algún lugar.

¿Dónde? Eso depende. Podrías tener una entidad centralizada completamente a cargo del libro de órdenes. Si esa entidad es malintencionada, entonces podrías jugar con los mercados hasta cierto punto (es decir, ejecutando anticipadamente o tergiversando órdenes). Sin embargo, aún te beneficiarías del almacenamiento sin custodia.

El protocolo 0x para ERC-20 y otros tokens implementados en la blockchain Ethereum es un buen ejemplo de esto. En lugar de actuar como un DEX singular, proporciona un marco para que las partes conocidas como "retransmisores" gestionen los libros de órdenes fuera de la cadena. Al aprovechar los contratos inteligentes 0x y algunas otras herramientas, los anfitriones pueden aprovechar un pool de liquidez combinado y transmitir órdenes entre usuarios. El comercio solo se ejecuta en cadena una vez que las partes coinciden.

Estos enfoques son superiores desde una perspectiva de usabilidad que aquellos que se basan en libros de órdenes en cadena. No enfrentan las mismas limitaciones en términos de velocidad, ya que no usan tanto la blockchain. Aún así, el comercio debe resolverse en él, por lo que el modelo de libro de órdenes fuera de la cadena sigue siendo inferior a los exchanges centralizados en términos de velocidad.

Las implementaciones de libros de órdenes fuera de la cadena incluyen Binance DEX, IDEX y EtherDelta.


Automated Market Makers (AMM)

¿Harto de leer el término "libro de órdenes"? Genial, porque el modelo Automated Market Maker (AMM) elimina la idea por completo. No requiere makers o takers, solo usuarios, teoría de juegos y un poco de magia negra formulada. 
Los detalles de AMM dependen de la implementación; en general, combinan un montón de contratos inteligentes y ofrecen incentivos inteligentes para garantizar la participación del usuario. No detallaremos estas implementaciones, pero consulta ¿Qué es Uniswap y cómo funciona? para ver un ejemplo de cómo funciona Uniswap DEX.
Los DEX basados en AMM disponibles en la actualidad tienden a ser relativamente fáciles de usar y se integran con billeteras como MetaMask o Trust Wallet. Sin embargo, al igual que con otras formas de DEX, se debe realizar una transacción en cadena para liquidar los comercios.

Los proyectos que trabajan en este frente incluyen la red Uniswap y Kyber antes mencionadas (que aprovecha el protocolo Bancor), ambas facilitan el comercio de tokens ERC-20.


Pros y contras de los DEXs

Hemos mencionado algunas de las ventajas y desventajas de los DEX a grandes rasgos en las secciones anteriores. Profundicemos en ellos un poco más.


Pros de los DEXs

Sin KYC

El cumplimiento de KYC / AML (Know Your Customer y Anti-Money Laundering) es la norma para muchos exchanges. Por razones reglamentarias, las personas a menudo deben presentar documentación de identidad y comprobante de domicilio.

Este es un problema de privacidad para algunos y un problema de accesibilidad para otros. ¿Qué pasa si no tienes documentos válidos a mano? ¿Qué pasa si la información se filtra de alguna manera? Dado que los DEX no necesitan permiso, nadie verifica tu identidad. Todo lo que necesitas es una billetera de criptomonedas.

Sin embargo, existen algunos requisitos legales cuando los DEX son administrados parcialmente por una autoridad central. En algunos casos, si el libro de órdenes está centralizado, el anfitrión debe seguir cumpliendo.


Sin riesgo de contraparte

El principal atractivo de los exchanges de criptomonedas descentralizados es que no retienen los fondos de los clientes. Como tal, incluso las brechas catastróficas como el hack de Mt.Gox no pondrá en riesgo los fondos de los usuarios ni expondrá información personal confidencial.


Tokens no listados

Los tokens que no estan listados en exchanges centralizados aún se pueden comerciar libremente en DEX, siempre que haya oferta y demanda.


Contras de los DEXs

Usabilidad

Siendo realistas, los DEX no son tan fáciles de usar como los exchanges tradicionales. Las plataformas centralizadas ofrecen operaciones en tiempo real que no se ven afectadas por los tiempos de bloqueo. Para los recién llegados que no están familiarizados con las billeteras de criptomonedas sin custodia, los CEX brindan una experiencia más indulgente. Si olvidas tu contraseña, simplemente puedes restablecerla. Sin embargo, si pierdes tu frase seed, tus fondos se perderán irremediablemente en el ciberespacio.


Volúmenes de trading y liquidez

El volumen comerciado en CEX todavía eclipsa al de DEX. Quizás lo más importante es que los CEX también tienden a tener una mayor liquidez. La liquidez es una medida de la facilidad con la que puedes comprar o vender activos a un precio razonable. En un mercado de alta liquidez, las ofertas y demandas tienen poca diferencia de precio, lo que significa una alta competencia entre compradores y vendedores. En un mercado sin liquidez, te resultará más difícil encontrar a alguien que quiera comerciar el activo por un precio razonable.

Los DEX siguen siendo relativamente de nicho, por lo que no siempre hay oferta o demanda de los activos criptográficos que deseas comerciar. Es posible que no puedas encontrar los pares comerciales que deseas utilizar y, si lo haces, es posible que los activos no se comercien a un precio justo.


Comisiones

Las comisiones no siempre son más altas en los DEX, pero pueden serlo, especialmente cuando la red está congestionada o si estás utilizando un libro de órdenes en cadena.


En conclusión

Han surgido muchos exchanges descentralizados a lo largo de los años, cada uno de los cuales se basa en intentos anteriores de optimizar la experiencia del usuario y construir lugares de comercio más poderosos. En última instancia, la idea parece estar muy alineada con el espíritu de la auto-soberanía: al igual que con las criptomonedas, los usuarios no necesitan confiar en un tercero.

Con el auge de DeFi, los DEX basados en Ethereum han experimentado un aumento masivo en el uso. Si el impulso continúa, es probable que seamos testigos de una mayor innovación en la tecnología en toda la industria.