¿Qué son las Liquidity Pools (Reservas de Liquidez) en DeFi y Cómo Funcionan?
InicioArtículos

¿Qué son las Liquidity Pools (Reservas de Liquidez) en DeFi y Cómo Funcionan?

Intermedio
3w ago
7m
TL;DR - RESUMEN
Las "liquidity pools" (reservas de liquidez) son una de las tecnologías fundacionales del actual ecosistema DeFi. Constituyen una parte esencial de los automated market makers (AMM), protocolos de préstamos (borrow/lend), yield farming, activos sintéticos, coberturas de seguros on-chain, gaming basado en blockchain –la lista es interminable.

En sí, la idea es profundamente simple. Las "liquidity pools" son, básicamente, fondos amontonados todos juntos en una gran pila digital. ¿Pero qué puedes hacer con esta pila en un entorno no permisionado, en el que cualquiera puede añadir liquidez? Veamos cómo ha iterado el DeFi la idea de las "liquidity pools" o reservas de liquidez.


Introducción

Las Finanzas Descentralizadas (DeFi) han generado una explosión de actividad "on-chain". Los volúmenes de los DEXs pueden competir de manera significativa con los de los exchanges centralizados. En diciembre de 2020, el valor bloqueado en depósito en protocolos DeFi es de casi 15 mil millones de dólares. El ecosistema está en rápida expansión con nuevos tipos de productos.

¿Pero qué hace posible toda esta expansión? Una de las tecnologías fundamentales detrás de estos productos es la "liquidity pool" o reserva de liquidez.


¿Qué es una liquidity pool?

Una "liquidity pool" o reserva de liquidez es un conjunto de fondos bloqueados en depósito en un "smart contract". Las reservas de liquidez se emplean para facilitar el trading y lending descentralizado, así como muchas otras funcionalidades que exploraremos más adelante.

Las "liquidity pools" son la columna vertebral de muchos exchanges descentralizados (DEX), como por ejemplo Uniswap. Un tipo de usuarios denominados proveedores de liquidez (LPs) aportan un valor equivalente de dos tokens en una reserva (pool) para así crear un mercado. A cambio de aportar sus fondos, ganarán comisiones de trading a partir de los trades que tengan lugar en su "pool" o reserva, de manera proporcional a su participación en la liquidez total.

Dado que cualquiera puede ser un proveedor de liquidez, los AMMs han hecho que el "market making" resulte más accesible.

Uno de los primeros protocolos que utilizaría "liquidity pools" sería Bancor, aunque el concepto atraería más atención con la popularización de Uniswap. Otros exchanges populares en Ethereum que utilizan "liquidity pools" son SushiSwap, Curve y Balancer. Las reservas de liquidez de estas plataformas contienen tokens ERC-20. Otros equivalentes similares en Binance Smart Chain (BSC) son PancakeSwap, BakerySwap y BurgerSwap -cuyas "pools" contienen tokens BEP-20.


Liquidity pools vs. libros de órdenes

Para entender en qué se diferencian las "liquidity pools" o reservas de liquidez, vamos a analizar el pilar fundamental del trading electrónico –el libro de órdenes. Dicho de manera simple, el libro de órdenes es una colección de las órdenes actualmente abiertas de un mercado concreto.

El sistema que empareja entre sí las órdenes se denomina matching engine (motor de emparejamiento). Junto con el motor de emparejamiento, el libro de órdenes es el núcleo de todo exchange centralizado (CEX). Este modelo es genial para facilitar intercambios eficientes, y permitió la creación de mercados financieros complejos.
El trading en DeFi, sin embargo, conlleva ejecutar trades on-chain, sin una tercera parte centralizada que esté en posesión de los fondos. Esto supone un problema en lo relativo a libros de órdenes. Cada interacción con el libro de órdenes requiere comisiones de gas, lo que hace que resulte mucho más caro ejecutar los trades.
También hace que la labor de los market makers -traders que aportan liquidez a pares tradeables- sea muy costosa. Pero por encima de todo, las mayoría de blockchains no pueden ofrecer el rendimiento necesario para tradear billones de dólares cada día.
Esto significa que en una blockchain como Ethereum, un exchange con libro de órdenes on-chain es prácticamente imposible. Podrías emplear sidechains o soluciones de tipo layer 2, que ya están en camino. Sin embargo, en su forma actual, la red no es capaz de ofrecer el rendimiento necesario.
Antes de proseguir, cabe señalar que hay DEXes que parecen funcionar bien con libros de órdenes "on-chain". Binance DEX ha sido creado en Binance Chain, y está específicamente diseñado para un trading rápido y de bajo coste. Otro ejemplo es Project Serum, en construcción en la blockchain de Solana.
A pesar de ello, dado que muchos de los activos del sector de las cripto se encuentran en Ethereum, no será posible tradearlos en otras redes, salvo que utilices algún tipo de cross-chain bridge (puente entre cadenas).


¿Cómo funcionan las liquidity pools?

Los "automated market makers" (AMM) han cambiado las reglas del juego. Son una innovación significativa que posibilita el trading "on-chain" sin necesidad de un libro de órdenes. Dado que no se necesita una contraparte directa para ejecutar los trades, los traders pueden entrar y salir de posiciones en pares de tokens que, probablemente, serían muy ilíquidos en exchanges basados en libros de órdenes.

Puedes imaginarte un "order book exchange" como una plataforma peer-to-peer, en la que compradores y vendedores están conectados por el libro de órdenes. Por ejemplo, tradear en Binance DEX es peer-to-peer dado que los trades se llevan a cabo directamente entre los monederos de los usuarios.
Tradear utilizando un AMM es diferente. Puedes imaginarte el trading en un AMM como peer-to-contract (es decir, entre par y contrato).

Como hemos comentado, una reserva de liquidez (liquidity pool) es un conjunto de fondos depositados en un "smart contract" por proveedores de liquidez. Cuando ejecutas un "trade" en un AMM, no tendrás una contraparte en el sentido tradicional. En su lugar, ejecutarás el "trade" contra la liquidez de la "liquidity pool" (reserva de liquidez). Para que el comprador pueda comprar, no es necesario que en el momento haya un vendedor, sino tan sólo suficiente liquidez en la reserva.

Cuando compras la última moneda de comida en Uniswap, no hay un vendedor del otro lado en el sentido tradicional. En cambio, tu actividad es administrada por el algoritmo que gobierna lo que sucede en la reserva. Además, el precio también está determinado por este algoritmo en función de las operaciones que ocurren en la reserva. Si deseas profundizar en cómo funciona esto, lee nuestro artículo sobre AMM.

Por supuesto, la liquidez tiene que llegar a alguna parte, y cualquiera puede ser un proveedor de liquidez, por lo que podría ser visto como tu contraparte en algún sentido. Pero, no es lo mismo que en el caso del modelo de libro de órdenes, ya que estás interactuando con el contrato que rige la reserva.


¿Para qué se utilizan las reservas de liquidez?

Hasta ahora, hemos hablado principalmente de las AMM, que han sido el uso más popular de las resrervas de liquidez. Sin embargo, como hemos dicho, la puesta en común de liquidez es un concepto profundamente simple, por lo que se puede utilizar de varias formas diferentes.

Uno de ellos es la agricultura de rendimiento o la minería de liquidez. Las reservas de liquidez son la base de plataformas de generación de rendimiento automatizadas como yearn, donde los usuarios agregan sus fondos a las reservas que luego se utilizan para generar rendimiento.

Distribuir nuevos tokens en manos de las personas adecuadas es un problema muy difícil para los proyectos cripto. La minería de liquidez ha sido uno de los enfoques más exitosos. Básicamente, los tokens se distribuyen algorítmicamente a los usuarios que ponen sus tokens en una reserva de liquidez. Luego, los tokens recién acuñados se distribuyen proporcionalmente a la participación de cada usuario en la reserva.

Tener en cuenta; Estos pueden incluso ser tokens de otras reservas de liquidez llamados pools tokens. Por ejemplo, si estás proporcionando liquidez a Uniswap o prestando fondos a Compound, obtendrás tokens que representan tu participación en la reserva. Es posible que puedas depositar esos tokens en otra reserva y obtener una devolución. Estas cadenas pueden volverse bastante complicadas, ya que los protocolos integran tokens de reservas de otros protocolos en sus productos, y así sucesivamente.

También podríamos pensar en la gobernanza como un caso de uso. En algunos casos, se necesita un umbral muy alto de votos simbólicos para poder presentar una propuesta de gobernanza formal. Si, en cambio, los fondos se juntan, los participantes pueden unirse a una causa común que consideren importante para el protocolo.

Otro sector emergente de DeFi es el seguro contra el riesgo de contratos inteligentes. Muchas de sus implementaciones también funcionan con reservas de liquidez.

Otro uso aún más innovador de las reservas comunes de liquidez es el tramo. Es un concepto tomado de las finanzas tradicionales que implica dividir los productos financieros en función de sus riesgos y beneficios. Como era de esperar, estos productos permiten a las LP seleccionar perfiles personalizados de riesgo y retorno.
La acuñación de activos sintéticos en la blockchqain también depende de las reservas de liquidez. Agrega algo de garantía a una reserva de liquidez, conéctala a un oráculo confiable y obtendrás un token sintético que está vinculado a cualquier activo que desees. Muy bien, en realidad, es un problema más complicado que eso, pero la idea básica es así de simple.

¿En qué más podemos pensar? Probablemente hay muchos más usos para las reservas de liquidez que aún no se han descubierto, y todo depende del ingenio de los desarrolladores de DeFi.



Los riesgos de las reservas de liquidez

Si proporcionas liquidez a un AMM, debes conocer un concepto llamado pérdida impermanente. En resumen, es una pérdida de valor en dólares en comparación con HODLing cuando proporcionas liquidez a un AMM.
Si estás proporcionando liquidez a un AMM, probablemente estas expuesto a una pérdida impermanente. A veces puede ser diminuta; a veces puede ser enorme. Asegúrate de leer nuestro artículo al respecto si estás considerando colocar fondos en una reserva de liquidez de dos lados.
Otra cosa a tener en cuenta son los riesgos de los contratos inteligentes. Cuando depositas fondos en una reserva de liquidez, están en la reserva. Entonces, aunque técnicamente no hay intermediarios que retengan tus fondos, el contrato en sí puede considerarse como el custodio de esos fondos. Si hay un error o algún tipo de explotación a través de un préstamo flash, por ejemplo, tus fondos podrían perderse para siempre.
Además, ten cuidado con los proyectos en los que los desarrolladores tienen permiso para cambiar las reglas que rigen la reserva. A veces, los desarrolladores pueden tener una clave de administrador o algún otro acceso privilegiado dentro del código de contrato inteligente. Esto puede permitirles hacer algo potencialmente malicioso, como tomar el control de los fondos de la reserva. Lee nuestro artículo sobre estafas de DeFi para tratar de evitar los tirones de alfombras y las estafas de salida lo mejor que puedas.


En conclusión

Las reservas de liquidez son una de las tecnologías centrales detrás del stack de tecnología DeFi actual. Permiten operaciones descentralizadas, préstamos, generación de rendimiento y mucho más. Estos contratos inteligentes alimentan casi todas las partes de DeFi, y lo más probable es que continúen haciéndolo.

¿Todavía tienes preguntas sobre las reservas de liquidez y las finanzas descentralizadas? Consulta nuestra plataforma de preguntas y respuestas, Ask Academy, donde la comunidad de Binance responderá sus preguntas.