Guía sobre Monedas Digitales de Banco Central (CBDC)
Tabla de contenido
Introducción
¿Qué es un moneda digital de banco central (CBDC)?
Entendiendo las monedas digitales de bancos centrales (CBDCs)
Beneficios de las monedas digitales de bancos centrales (CBDC)
CBDCs vs stablecoins
CBDCs vs criptomonedas
Conclusión
Guía sobre Monedas Digitales de Banco Central (CBDC)
InicioArtículos
Guía sobre Monedas Digitales de Banco Central (CBDC)

Guía sobre Monedas Digitales de Banco Central (CBDC)

Principiante
Published Jan 25, 2021Updated Oct 20, 2021
5m

TL;DR - RESUMEN

Así que Bitcoin es genial, ¿no? ¿Pero por qué no puedo utilizarlo para comprar un café o pagar impuestos? Aunque Bitcoin es una forma de dinero digital, utilizarlo como moneda habitual quizás no sea la más idóneo. Dicha función probablemente será satisfecha por otro tipo de activos digitales: las monedas digitales de bancos centrales (en ingles, central bank digital currencies o CBDCs).

La mayoría de países sólo están explorando la idea de una moneda completamente digital, mientras que otros están ya testeando implementaciones. ¿Pero qué hace diferentes a las CBDCs de otros activos digitales? Vamos a descubrirlo.


Introducción

La tecnología utilizada para mover dinero en las finanzas tradicionales, no ha seguido el ritmo de los cambios en el resto del mundo. Aunque no sea mucho más que mandar bits de un lugar a otro, el envío de dinero puede resultar caro y requerir más tiempo de lo que sería ideal.

Muchos gobiernos están desarrollando de manera muy activa un nuevo tipo de moneda digital. Los principales beneficios de la misma serían incrementar la eficiencia de los sistemas de pago y reducir los costes para todos los involucrados. Puedes imaginarte las CBDCs como dinero efectivo digital creado sobre una nueva capa tecnológica, inspirada por los avances presentados por el blockchain.

Es probable que muchos países adopten estas monedas digitales durante la próxima década. Así que, ¿cómo funcionan?


¿Qué es un moneda digital de banco central (CBDC)?

Una moneda digital de banco central (CBDC) es una forma digital de dinero fíat. En cuanto tal, es establecida como dinero por la regulación del gobierno.

El enfoque de diseño de una CBDC probablemente variará mucho en base al país emisor. Algunas implementaciones posiblemente estarán basadas en blockchain o algún otro tipo de tecnología de registros distribuidos (DLT), mientras otras podrían ser simplemente bases de datos centralizadas. Aquellas basadas en blockchain utilizarán un token para representar la forma digital del dinero fíat.
Aunque podríamos argumentar que las CBDCs están inspiradas en criptomonedas como Bitcoin, en realidad son muy diferentes. Las CBDCs son emitidas por un estado y declaradas de curso legal por un gobierno. 

Las criptomonedas como Bitcoin son transfronterizas, y no son emitidas por ningún estado o entidad centralizada. Por supuesto, esto no significa que no vayas a poder realizar pagos transfronterizos con una CBDC, pero es que Bitcoin ni siquiera sabe lo que las fronteras nacionales son.

Muchos bancos centrales se están planteando o incluso experimentando de forma activa con pruebas de concepto de CBDCs.

China lleva trabajando desde 2014 en un proyecto denominado DC/EP -siglas que se corresponden con "Digital Currency/Electronic Payments". Y ya se ha puesto en marcha un programa activo de prueba del yuan digital en varias ciudades. El Banco Central Europeo (BCE), por su parte, publicaría un informe en octubre de 2020 que propondría un euro digital, y que evaluaría los méritos de una moneda digital de este tipo.


Entendiendo las monedas digitales de bancos centrales (CBDCs)

Desde un punto de vista tecnológico, una CBDC es básicamente una base datos ejecutada y controlada por el gobierno (o, posiblemente, entidades autorizadas del sector privado). Es por ello que una CBDC es una base de datos permisionada, dado que sólo los actores autorizados tienen la capacidad de transaccionar en la red. 

En cuanto tal, la entidad autorizada que controla la base de datos también tiene la capacidad de evitar que se procesen transacciones, revertirlas, “congelar” fondos o colocar direcciones en listas negras.

Muchas CBDCs operarán, probablemente, en sus propias blockchains. Sin embargo, algunas de ellas podrían ser emitidas en blockchains públicas. De esta forma, dispondrán de activos permisionados liquidados en una capa base (base layer) no permisionada. Esto brindaría lo mejor de ambos mundos, dado que la capa permisionada podría proporcionar a los bancos centrales el control necesario, mientras que la capa no permisionada aportaría las garantías de seguridad más elevadas.

Sin embargo, esta probablemente no será la norma. En la actualidad, ninguna blockchain pública tiene los medios tecnológicos ni ha resistido la prueba del tiempo, el tiempo suficiente para poder manejar con seguridad una tarea tan importante.

Aparte de eso, es algo difícil describir en general cómo funciona una CBDC, ya que cada país tendrá un enfoque diferente. Lo más probable es que todos adapten la tecnología a sus necesidades específicas.


Beneficios de las monedas digitales de bancos centrales (CBDC)

Es posible que hayas escuchado la frase "bancarizar a los no bancarizados" en relación con las criptomonedas antes. Si bien la idea tiene cierto atractivo, las CBDCs probablemente podrían lograr este objetivo mejor que las criptomonedas descentralizadas como Bitcoin. Cualquier ciudadano legal que tenga fácil acceso a una cuenta bancaria de bajo costo puede aumentar la inclusión financiera.

Otro beneficio son los avances tecnológicos que puede traer la revisión del sistema monetario. Si bien una buena parte del dinero fiduciario son esencialmente números en una base de datos, la mayor parte de la infraestructura está bastante anticuada. Enviar un correo electrónico un domingo por la tarde lleva unos segundos, como debería. Sin embargo, gracias al complicado sistema financiero actual, enviar dinero puede tardar varios días.

Durante las respuestas económicas a la pandemia de COVID, hemos visto que los bancos centrales deben actuar más rápido que nunca. Las CBDCs pueden permitir que los bancos centrales y las instituciones financieras implementen cambios en la política monetaria de manera más directa que nunca. Esto tiene el potencial de reformar el funcionamiento de la banca central.

Una CBDC también facilita a los gobiernos y los bancos centrales el seguimiento de la actividad ilícita.


CBDCs vs stablecoins

Entonces, todo esto suena terriblemente como una stablecoin, ¿verdad? Funcionalmente, son algo similares: ambos representan dinero fiduciario en forma de token digital. Sin embargo, bajo el capó, son bastante diferentes.
La emisión de stablecoins normalmente la maneja una entidad privada y son básicamente una representación de dinero fiduciario o algún otro activo. Se pueden canjear por el valor que representan, pero no son dinero fiduciario. Las CBDCs, por otro lado, son emitidas por el gobierno como dinero fiduciario.



CBDCs vs criptomonedas

Como mencionamos anteriormente, las CBDCs son diferentes de las criptomonedas. Las CBDCs son emitidos por un banco central y emitidas por el gobierno como moneda de curso legal. Podrías pensar en una CBDC como en billetes: es una unidad de cuenta, un medio de pago y una reserva de valor.
Las verdaderas criptomonedas como Bitcoin son bastante diferentes. No son emitidas por un gobierno y realmente no se preocupan por las fronteras nacionales. Son permissionless, trustless y son resistentes a la censura. Además, no existe una entidad centralizada que controle la red. Nadie puede incluir en la lista negra tu dirección de Bitcoin para que no envíes una transacción a otra dirección de Bitcoin.

¿Entonces cual es mejor? Depende del caso de uso. El hecho de que Alice pueda enviar Bitcoin a Bob sin intermediarios ni nadie que tenga la capacidad de censurar la transacción es una idea poderosa. Al mismo tiempo, tiene sus desventajas. ¿Qué pasa si se roba una gran parte del dinero? ¿Qué pasa si Alice envía accidentalmente los ahorros de su vida a la dirección incorrecta?

A veces, puede ser útil para una entidad tener el poder de revertir transacciones o poner direcciones en la lista negra. Otras veces, es más útil cosechar los beneficios que una red descentralizada como Bitcoin puede ofrecer al mundo.


Conclusión

En resumen, podemos decir que las monedas digitales de los bancos centrales son una forma digital de dinero fiduciario. Muchas de las implementaciones de CBDCs probablemente utilizarán la tecnología blockchain y proporcionarán una forma más fluida para que cualquiera pueda realizar pagos digitales.