Guía sobre el análisis fundamental de las criptomonedas
Tabla de contenido
Introducción
¿Qué es el análisis fundamental (AF)?
El problema del análisis fundamental de las criptos
Métricas on-chain
Métricas del proyecto
Métricas financieras
Indicadores, métricas y herramientas de análisis fundamental
Combinación de métricas y creación de indicadores de AF
Indicadores y métricas clave de AF
Ratio de valor de la red-transacciones (network value to transactions ratio o NVT)
Ratio de valor de mercado-valor realizado (market value to realized value ratio o MVRV)
Modelo de existencias-flujo (stock-to-flow)
Ejemplos de herramientas de análisis fundamental
Baserank
Crypto fees
Glassnode Studio
En conclusión
Guía sobre el análisis fundamental de las criptomonedas
InicioArtículos
Guía sobre el análisis fundamental de las criptomonedas

Guía sobre el análisis fundamental de las criptomonedas

Intermedio
Published Sep 21, 2020Updated Sep 9, 2021
19m

TL;DR - RESUMEN

El análisis fundamental de criptomonedas consiste en analizar en profundidad la información disponible sobre un activo financiero. Por ejemplo, podemos fijarnos en sus casos de uso, la cantidad de personas que lo utilizan, o el equipo que hay detrás del proyecto.

Tu objetivo será llegar a una conclusión respecto a si el activo está sobrevalorado o infravalorado. Llegado a ese punto, podrás emplear dicha perspectiva para orientar tus posiciones de trading.


Introducción

Hacer trading de activos tan volátiles como las criptomonedas requiere de cierta habilidad. Seleccionar una estrategia, entender el amplio mundo del trading y dominar el análisis técnico y fundamental, son prácticas, todas ellas, que van acompañadas de una curva de aprendizaje.
En lo que a análisis técnico se refiere, ciertos conocimientos pueden heredarse de los mercados financieros tradicionales. Muchos traders de criptomonedas utilizan los mismos indicadores técnicos que encontramos en el trading de Forex, valores y commodities. Herramientas como el RSI, MACD y las Bandas Bollinger tratan de predecir el comportamiento del mercado, independientemente del activo que se negocie. Por ello, estas herramientas de análisis técnico son extremadamente populares en el sector de las cripto.

En el análisis fundamental de las criptomonedas, aunque el enfoque es similar al empleado en los mercados tradicionales, no podrás emplear herramientas de prueba para valorar los criptoactivos. Para llevar a cabo un adecuado AF de las criptomonedas, necesitamos comprender de dónde derivan su valor.

En este artículo, trataremos de identificar métricas que pueden ser empleadas para elaborar tus propios indicadores.


¿Qué es el análisis fundamental (AF)?

El análisis fundamental (AF) es un enfoque utilizado por los inversores para establecer el "valor intrínseco" de un activo o empresa. Partiendo de la observación de una serie de factores internos y externos, su objetivo principal es determinar si el activo o empresa en cuestión está sobrevalorado o infravalorado. A continuación, dicha información podrá ser aprovechada para, estratégicamente, entrar o salir de posiciones.

El análisis técnico también brinda valiosa información de trading, pero esta aporta perspectivas distintas. Los usuarios de AT creen que pueden predecir los movimientos futuros del precio en base al rendimiento pasado de los activos. Esto se logra identificando patrones de velas y estudiando indicadores esenciales.
Por lo general, los analistas tradicionales de fundamentales se fijan en métricas de negocio para determinar cuál en su opinión es el valor real. Entre los indicadores que emplean destacan el beneficio por acción (cuánto beneficio genera una compañía por cada acción en circulación), o el ratio del precio-valor contable (cómo valoran los inversores una compañía frente a su valor contable). Pueden analizar diversos negocios de un mismo nicho, por ejemplo, para determinar la relación de sus inversiones potenciales respecto a otras.
Para una introducción más exhaustiva sobre el análisis fundamental, te recomendamos leer ¿Qué es el análisis fundamental?


El problema del análisis fundamental de las criptos

Realmente, las redes de criptomonedas no pueden ser evaluadas bajo la misma óptica que las empresas tradicionales. En todo caso, los productos más descentralizados como Bitcoin (BTC) se parecen más a commodities. Pero incluso en el caso de las criptomonedas más centralizadas (como aquellas emitidas por organizaciones), los indicadores tradicionales de AF no pueden decirnos mucho.

Por lo tanto, debemos dirigir nuestra atención hacia marcos alternativos. El primer paso en dicho proceso es identificar métricas sólidas. Por sólidas, nos referimos a aquellas que no pueden ser manipuladas con facilidad. Los seguidores de Twitter o los usuarios de Telegram/Reddit probablemente no serán buenas métricas, dado que es fácil crear cuentas falsas o comprar interacciones en redes sociales.

Es importante señalar que no hay una medida única que pueda darnos una imagen completa de la red que estamos evaluando. Podríamos fijarnos en el número de direcciones activas en una blockchain y ver que las mismas han crecido de forma drástica. Pero eso, por sí solo, no nos dice demasiado. Y es que, hasta donde sabemos, podría tratarse de un actor único que se esté transfiriendo fondos a sí mismo con nuevas direcciones cada vez.
En las siguientes secciones, analizaremos tres categorías de métricas para AF de cripto: métricas on-chain, métricas de proyecto y métricas financieras. No se trata de una lista exhaustiva, pero debería aportarnos una base sólida para la posterior creación de indicadores.


Métricas on-chain


Las métricas on-chain son aquellas que pueden observarse analizando los datos que proporciona la blockchain. Podemos hacerlo nosotros mismos, ejecutando un nodo de la red deseada y, a continuación, exportando los datos -aunque puede requerir mucho tiempo y resultar caro. Especialmente, si solamente nos planteamos la inversión, y no deseamos perder tiempo o gastar recursos en dicha labor.
Una solución más simple sería obtener la información de páginas web o APIs, específicamente diseñadas para tomar decisiones de inversión informadas. Por ejemplo, el análisis on-chain de Bitcoin de CoinMarketCap nos aporta una gran cantidad de información. Podemos destacar otras fuentes adicionales como los Gráficos de Datos de Coinmetrics o los informes sobre proyectos de Binance Research.


Número de transacciones

El número de transacciones es una buena medida de la actividad que tiene lugar en una red. Al representar gráficamente dicho número en relación con un periodo determinado (o utilizando medias móviles), podemos ver cómo cambia la actividad a lo largo del tiempo.

Ten en cuenta que esta métrica debería ser tratada con cautela. Como ocurre con las direcciones activas, no podemos estar seguros de que solo se trate de un actor transfiriendo fondos entre sus propias billeteras para inflar la actividad en la cadena (on-chain).


Valor de las transacciones

El valor de las transacciones -que no debe ser confundido con el número de transacciones- nos indica cuánto valor ha sido transaccionado durante un periodo de tiempo determinado. Por ejemplo, si el mismo día fueron enviadas un total de diez transacciones de Ethereum, con un valor de 50 USD cada una, diríamos que el volumen de transacciones diario fue de 500 USD. Podemos medirlo mediante una moneda fíat como USD, o utilizando la unidad nativa del protocolo (ETH).


Direcciones activas

Las direcciones activas son las direcciones de la blockchain que se encuentran activas durante un periodo de tiempo determinado. Los planteamientos para calcularlas varían, pero un método popular es contar tanto a los emisores como receptores de cada transacción a lo largo de periodos de tiempo determinados (por ejemplo días, semanas o meses). Algunos también examinan el número de direcciones únicas de manera acumulativa, lo que significa que monitorizan el total a lo largo del tiempo.


Comisiones pagadas

Quizás más importante para ciertos criptoactivos que otros, las comisiones pagadas pueden informarnos sobre la demanda del espacio de bloque. Podemos imaginárnoslas como pujas en una subasta: los usuarios compiten entre sí para que sus transacciones sean incluidas de manera puntual. Aquellos que hagan ofertas más elevadas verán cómo sus transacciones son confirmadas (minadas) antes, mientras que aquellos que pujen más bajo tendrán que esperar más tiempo.
En el caso de las criptomonedas con calendarios de emisión decreciente, se trata de una métrica cuyo estudio es interesante. Las principales blockchains Proof of Work (PoW) ofrecen una recompensa de bloque. En algunas de ellas, la misma está compuesta por un subsidio de bloque y comisiones de transacción. El subsidio de bloque se ve reducido periódicamente (en eventos como el halving de Bitcoin).

Dado que el coste de minado tiende a incrementarse con el tiempo, mientras que el subsidio de bloque se reduce lentamente, es evidente que las comisiones de transacción (transaction fees) deberán subir. De lo contrario, los mineros operarían en pérdida y empezarían a abandonar la red. Esto provocaría una reacción en cadena en la seguridad de la blockchain.


Tasa de hash (hash rate) y cantidad en staking

Las blockchains utilizan hoy en día muchos algoritmos de consenso distintos, cada uno con sus propios mecanismos. Dado que los mismos juegan un papel esencial en la protección de la red, analizar en profundidad los datos que los rodean puede ser valioso para el análisis fundamental.

La tasa de hash o hash rate se emplea a menudo como medida de salud de la red en criptomonedas de tipo Proof of Work. Cuanto más elevada sea la tasa de hash, más difícil resultará llevar a cabo con éxito un ataque del 51%. Pero un incremento a lo largo del tiempo puede indicar también un creciente interés por la minería, probablemente, como resultado de unos costes generales bajos y unos beneficios mayores. En cambio, una caída de la tasa de hash apunta a una desconexión de los mineros ("capitulación"), al dejar de ser rentable para ellos la protección de la red.

Entre los factores que pueden influir en los costes generales de minado podemos incluir el precio actual del activo, el número de transacciones procesadas y las comisiones pagadas -por nombrar solo algunos. Obviamente, los costes directos de minado (electricidad, potencia computacional) son también cuestiones importantes.

El staking (en Proof of Stake, por ejemplo) es otro concepto afín, con una teoría de juegos similar a la minería PoW. En lo relativo a mecanismos, sin embargo, funciona de manera diferente. La idea básica es que los usuarios ponen como garantía (en "stake") sus propios fondos, para participar en la validación de bloques. Por tanto, podemos fijarnos en la cantidad depositada en staking en un momento dado, para medir el interés (o ausencia de él).


Métricas del proyecto


Mientras las métricas on-chain se ocupan de los datos observables en la blockchain, las métricas del proyecto comportan un enfoque cualitativo, que analizará factores como el rendimiento del equipo (si es que existe uno), el whitepaper y la futura hoja de ruta.


El libro blanco (whitepaper)

Es muy recomendable leer el libro blanco (whitepaper) de cualquier proyecto antes de invertir. Se trata de un documento técnico que nos da una perspectiva general del proyecto de la criptomoneda. Un buen libro blanco debería definir los objetivos de la red e idealmente ofrecernos una perspectiva de:

  • La tecnología utilizada (¿es de código abierto?)
  • El/los caso/s de uso que se propone atender
  • La hoja de ruta (roadmap) para actualizaciones y nuevas funcionalidades
  • La oferta y el esquema de distribución de las monedas o tokens

Es inteligente contrastar esta información con discusiones sobre el proyecto. ¿Qué comenta otra gente sobre él? ¿Presenta alguna señal que cause alarma? ¿Parecen realistas los objetivos?


El equipo

Si hay un equipo detrás de la red de la criptomoneda, los antecedentes de sus miembros pueden revelar si el equipo dispone de las habilidades necesarias para que el proyecto sea un éxito. ¿Los miembros pusieron en marcha previamente empresas exitosas en esta misma industria? ¿Tienen la experiencia suficiente para alcanzar las metas que se propusieron? ¿Se vieron involucrados en algún proyecto cuestionable o en estafas?
Si no hay equipo, ¿cómo es la comunidad de desarrolladores? Si el proyecto dispone de un GitHub público, comprueba cuántos participantes tiene y cuánta actividad registra. Una moneda con un desarrollo constante puede ser más atractiva que otra cuyo repositorio no haya sido actualizado en dos años.


Competidores

Un libro blanco sólido debería darnos una idea del caso de uso al que se dirige el criptoactivo. En esta etapa, es importante identificar los proyectos con los que compite, así como la infraestructura heredada que busca reemplazar.

Idealmente, el análisis fundamental de estos debería ser igualmente riguroso. Un activo puede parecer atractivo por sí mismo, pero los mismos indicadores aplicados a activos criptográficos similares podrían revelar que el nuestro es más débil que los demás.


"Tokenomics" y distribución inicial

Algunos proyectos crean tokens como una solución en busca de un problema. Esto no significa que el proyecto en sí no sea viable, sino que el token asociado podría no resultar particularmente útil en este contexto. Por ello, es importante determinar si el token presenta alguna utilidad real. Y, por extensión, si dicha utilidad es algo que el mercado general reconocerá, y cuánto la valorará potencialmente.
Otro factor importante a tener en cuenta en este ámbito, es la forma en que se distribuyeron los fondos inicialmente. ¿Fue mediante una ICO o IEO? ¿O los usuarios podían obtenerlos minando? En el primer caso, el whitepaper debería definir cuánto se quedan los fundadores y el equipo, y cuánto se pondrá a disposición de los inversores. En el segundo caso, podríamos buscar indicios de preminado por parte del creador del activo (es decir, de minado en la red antes de que la misma se anuncie).
Poner el foco en la distribución puede darnos una idea de cualquier riesgo que exista. Por ejemplo, si la gran mayoría de la oferta monetaria está en manos de unas pocas partes, podemos llegar a la conclusión de que se trata de una inversión de riesgo -dado que dichas partes podrían eventualmente manipular el mercado.


Métricas financieras


La información sobre cómo se hace trading actualmente el activo, a qué precio cotizaba anteriormente, liquidez, etc., puede ser útil en el análisis fundamental. Sin embargo, otras métricas interesantes que podrían caer en esta categoría son las que se refieren a la economía y los incentivos del protocolo del activo criptográfico.


Capitalización de mercado

La Capitalización de Mercado (o valor de la red) se calcula multiplicando la oferta circulante por el precio actual. Básicamente, representa el coste teórico que supondría comprar cada una de las unidades disponibles del criptoactivo (asumiendo que no hubiera "slippage" o deslizamiento).

Por sí sola, la capitalización de mercado puede inducir a error. En teoría, sería fácil emitir un token sin utilidad con un suministro de diez millones de unidades. Si solo uno de esos tokens se puede operar por 1 USD, entonces la capitalización de mercado sería de 10 millones de USD. Esta valoración está obviamente distorsionada: sin una propuesta de valor sólida, es poco probable que el mercado en general esté interesado en el token.

Asimismo, resulta imposible determinar de un modo veraz cuántas unidades hay en circulación de una criptomoneda o token determinado. Las monedas pueden ser quemadas, las claves pueden perderse y los fondos simplemente pueden caer en el olvido. Lo que vemos, por contra, son aproximaciones que tratan de filtrar las monedas que ya no se encuentran en circulación.

No obstante, la capitalización de mercado se utiliza ampliamente para determinar el potencial de crecimiento de las redes. Algunos inversores criptográficos consideran que las monedas de "pequeña capitalización" tienen más probabilidades de crecer en comparación con las de "gran capitalización". Otros creen que las empresas de gran capitalización tienen efectos de red más fuertes y, por lo tanto, tienen más posibilidades que las empresas de pequeña capitalización no establecidas.


Liquidez y volumen

La liquidez es una medida que determina la facilidad con que un activo puede ser comprado o vendido. Un activo líquido es aquel que no presentará problemas para ser vendido a su precio de negociación. Un concepto relacionado es el de mercado líquido, que es un mercado competitivo con un montón de asks (oferta) y bids (demanda) -lo que lleva a un diferencial de bid-ask más ajustado.

Un problema que podríamos encontrar con un mercado sin liquidez es que no podemos vender nuestros activos a un precio "justo". Esto nos dice que no hay compradores dispuestos a realizar la operación, lo que nos deja con dos opciones: bajar la demanda o esperar a que aumente la liquidez.

El volumen de trading es un indicador que puede ayudarnos a determinar la liquidez. Puede medirse de diversas maneras y sirve para mostrar cuánto valor ha sido tradeado en un periodo de tiempo determinado. Normalmente, los gráficos muestran el volumen de trading diario (denominado en unidades nativas o en dólares).

Estar familiarizado con la liquidez puede resultar útil en el contexto del análisis fundamental. En última instancia, actúa como un indicador del interés del mercado en una posible inversión.


Mecanismos de la oferta

Para algunos, los mecanismos de oferta de una moneda o token son una de las propiedades más interesantes desde el punto de vista de la inversión. De hecho, modelos como el ratio de existencias-flujo (Stock-to-Flow o S2F) están viendo cómo su popularidad crece entre los partidarios de Bitcoin.
Oferta máxima, oferta circulante y tasa de inflación pueden ayudar en la toma de decisiones informadas. Algunas monedas reducen el número de unidades que producen a lo largo del tiempo, lo que resulta atractivo para los inversores -que creen que la demanda de nuevas unidades será mayor que su disponibilidad. 
Por contra, otros inversores podrían ver en dicho tope rígidamente impuesto, algo dañino a largo plazo. La preocupación puede girar en torno a que se desincentiva el uso de las monedas/tokens, dado que los usuarios optan en su lugar por acumularlas. Otra crítica es que se recompensa de forma desproporcionada a los primeros usuarios, mientras que una política de inflación estable resulta más justa para los recién llegados.


Indicadores, métricas y herramientas de análisis fundamental

Anteriormente hemos definido las métricas como datos cuantitativos, y a veces cualitativos, que se utilizan en análisis básicos. Pero por sí mismas, las métricas a menudo no lo dicen todo. Para obtener una visión más profunda de los fundamentales de una moneda, debemos fijarnos también en los indicadores.

Un indicador, frecuentemente, combina múltiples métricas, utilizando fórmulas estadísticas para crear relaciones más fáciles de analizar. Sin embargo, entre una métrica y un indicador hay un gran solapamiento, lo que hace que la definición resulte vaga. 

Aunque el número de billeteras activas es valioso, podemos combinarlo con otros datos para obtener una perspectiva más profunda. Podríamos tomar el dato como un porcentaje del total de billeteras, o dividir la capitalización de mercado de una moneda por el número de billeteras activas. Este cálculo daría como resultado la cantidad media guardada por billetera activa. Ambas opciones te permiten extraer conclusiones sobre la actividad de la red y la confianza de los usuarios respecto a "holdear" el activo. Analizaremos esto en mayor profundidad en la próxima sección.

Las herramientas de análisis fundamental facilitan la reunión de estas métricas e indicadores. Aunque puedes ver los datos sin procesar en exploradores de blockchain, un agregador o panel de control (dashboard) optimiza tu tiempo. Algunas herramientas te permiten crear tus propios indicadores con las métricas que escojas.


Combinación de métricas y creación de indicadores de AF

Ahora que estamos familiarizados con las diferencias entre métricas e indicadores, veamos cómo podemos combinar métricas para comprender mejor la salud financiera de los activos con que tratamos. ¿Para qué? Bueno, como hemos señalado en secciones previas, todas las métricas presentan limitaciones. Es más, si simplemente te fijas en una colección de números relativos a cada proyecto de criptomoneda, pasarás por alto un montón de información importante. Pongamos por caso el siguiente escenario:


Moneda A

Moneda B

Capitalización de mercado

100.000.000 USD

5.000.000 USD

Nº de transacciones (6 meses)

20,000,000

40,000,000

Valor promedio de transacción (6 meses)

50 USD

100 USD

Direcciones activas (6 meses)

30,000

2,000


En solitario, las direcciones activas no nos cuentan nada relevante al comparar ambas ofertas. Sin duda podemos afirmar que la Moneda A tuvo más direcciones activas que la Moneda B durante los últimos seis meses, pero no se trataría de un análisis exhaustivo para nada. ¿Qué relación guarda esta figura con la capitalización de mercado? ¿Y con el número de transacciones?
Un enfoque más prudente sería crear algún tipo de ratio que pudiéramos aplicar a ciertas estadísticas de la Moneda A, y posteriormente, compararla con el mismo utilizado para la Moneda B. De esta forma, no estaríamos comparando de manera ciega las estadísticas individuales de cada moneda. Sino que podríamos crear un estándar para la valoración independiente de las monedas. 
Por ejemplo, podríamos considerar que la relación entre la capitalización de mercado y el número de transacciones es más reveladora, que la capitalización de mercado por sí sola. En cuyo caso, podríamos dividir la capitalización de mercado por el número de transacciones. En el caso de la Moneda A, nos encontramos con un ratio de 5, mientras que para la Moneda B esta es de 0.125.
Basándonos solo en este ratio, podríamos pensar que la Moneda B es intrínsecamente más valiosa que la Moneda A, porque el número calculado es más bajo. Lo que esto significa es que la Moneda B presenta un mayor número de transacciones en relación con su capitalización de mercado. Por tanto, podría parecer que la Moneda B tiene una mayor utilidad, o que la Moneda A está sobrevalorada. 
Ninguna de estas observaciones debería interpretarse como consejo de inversión –se trata simplemente de un ejemplo de cómo podemos representar una pequeña parte del conjunto. Sin comprender los objetivos del proyecto y la función de las monedas, no podrás determinar si el número de transacciones de la Moneda A, comparativamente más pequeño, es un desarrollo positivo o negativo.
Un ratio similar que ha ganado cierta popularidad en los mercados de criptomonedas es la ratio NVT. Bautizada así por el analista Willy Woo, la ratio de valor de la red-transacciones (network value-to-transaction ratio) es considerada por algunos la "ratio precio-beneficios del sector de las cripto". En términos simples, consiste en dividir la capitalización de mercado (o valor de la red) por la cantidad transaccionada (habitualmente, en un gráfico diario).

Solo estamos rascando la superficie de los tipos de indicadores que se pueden usar. El análisis fundamental consiste en desarrollar un sistema que se pueda utilizar para valorar proyectos en todos los ámbitos. Cuanta más investigación de calidad hagamos, más datos tendremos para trabajar.


Indicadores y métricas clave de AF

Hay disponibles para elegir un gran número de indicadores y métricas. Si eres principiante, empieza con alguno de los más populares en primer lugar. Cada indicador te explicará solo una parte de la historia, así que deberás utilizar varios de ellos en tus análisis.


Ratio de valor de la red-transacciones (network value to transactions ratio o NVT)

Si has oído hablar del ratio precio-beneficios utilizado para analizar acciones, verás que el indicador del valor de las transacciones de la red (diario) proporciona un análisis similar. Se calcula dividiendo simplemente la capitalización de mercado de una moneda, por su volumen de transacciones diario. 

Utilizamos el volumen de transacciones diario como un sustituto del valor inherente subyacente de la moneda. Dicho concepto se basa en la premisa que cuanto más valor se mueve en el sistema, más valioso el proyecto es. Si la capitalización de mercado de una moneda aumenta mientras su volumen de transacciones diario se queda atrás, el mercado podría entrar en territorio de burbuja. Los precios suben sin que se vean acompañados de un incremento del valor subyacente. El caso contrario sería el de una moneda o token, cuyo precio permanece estable a pesar de que el volumen de transacciones diario aumenta. Este escenario podría sugerir una potencial oportunidad de compra.

Cuanto más elevado sea el valor de la ratio, más probable es que se produzca una burbuja. Habitualmente, esto ocurre cuando la ratio NVT se sitúa por encima de 90-95. Una ratio decreciente indica que la criptomoneda cada vez está menos sobrevalorada. 


Ratio de valor de mercado-valor realizado (market value to realized value ratio o MVRV)

Antes de profundizar en esta estadística, debemos comprender qué significa el valor realizado de un criptoactivo. El valor de mercado, también conocido como capitalización de mercado, es simplemente la oferta total de monedas multiplicada por el precio actual de mercado. El valor realizado, por contra, descuenta las monedas perdidas en billeteras inaccesibles. 

Las monedas de las billeteras se valoran usando el precio de mercado del momento en que realizaron su último movimiento. Por ejemplo, un Bitcoin abandonado en una billetera desde febrero de 2016 solo tendrá un valor de unos 400 USD.

Para obtener nuestro indicador MVRV, simplemente dividimos la capitalización de mercado por la capitalización realizada. Si la capitalización de mercado es mucho más elevada que la capitalización realizada, nos encontraremos con una ratio relativamente alta. Una ratio por encima de 3,7 sugiere que podría producirse una liquidación, dado que los traders retiran beneficios como resultado de la sobrevaloración de la moneda. 

Este número significa que la moneda podría estar actualmente sobrevalorada. Esto es algo que es posible ver antes de dos grandes liquidaciones de Bitcoin en 2014 (MRVR de aproximadamente 6) y 2018 (MRVR de aproximadamente 5). Si el valor es demasiado bajo y se encuentra por debajo de 1, el mercado está infravalorado. Esta situación sería un buen punto de compra, a medida que la presión de compra aumente y empuje el precio hacia arriba.


Modelo de existencias-flujo (stock-to-flow)

Existencias-flujo es un popular indicador del precio de una criptomoneda, habitualmente, con una oferta limitada. El modelo analiza cada criptomoneda como si fuera un recurso escaso e inamovible como los metales o piedras preciosas. Dado que hay una oferta máxima conocida y no existen nuevas fuentes que puedan ser encontradas, los inversores usan estos activos como reservas de valor.

Calculamos el indicador tomando la oferta circulante global total, y dividiéndola por la cantidad producida cada año. En el caso de Bitcoin, puedes hacerlo mediante figuras y datos en circulación, de fácil acceso, sobre las monedas recién minadas. Los retornos decrecientes de la minería llevan a una ratio más alta que refleja la escasez, lo que hace que el activo sea más valioso. Dado que Bitcoin pasa periódicamente por un evento de tipo "halving" (reducción por la mitad de la recompensa de bloque), vemos cómo esto se refleja en el flujo de nuevas monedas que entran al mercado.


Como puedes ver, existencias-flujo (stock-to-flow) ha resultado ser un indicador razonablemente bueno para el precio de Bitcoin. El precio de Bitcoin se ha superpuesto sobre la media de 365 días de la ratio, y muestran una sólida coincidencia. Sin embargo, el modelo presenta algunos inconvenientes. 

Por ejemplo, el oro tiene en la actualidad una ratio aproximada de existencias-flujo de 60, lo que significa que son necesarios 60 años para minar las actuales existencias de oro al ritmo actual. Bitcoin va camino de tener una ratio aproximada de 1600 en unos 20 años, lo que conlleva una predicción del precio y de la capitalización de mercado superior a la riqueza mundial actual. 

Los modelos de existencias-flujo también tienen problemas cuando aparece la deflación, dado que esto sugeriría un valor negativo. A medida que la gente pierde las claves de sus billeteras y dejan de producirse bitcoins, nos encontraríamos con una ratio negativa. Veríamos cómo la ratio de existencias-flujo se dirige hacia el infinito y, a continuación, se volvería negativa si la representáramos gráficamente.

Si te interesa aprender más sobre el modelo, consulta nuestra guía Bitcoin y el Modelo de Existencias-Flujo.


Ejemplos de herramientas de análisis fundamental

Baserank

Baserank es una plataforma de investigación de criptoactivos que agrega información y reseñas de analistas e inversores. Las criptomonedas reciben una puntuación general de entre 0 y 100, después de calcular una media de las puntuaciones de cada reseña. Aunque hay algunas reseñas premium para suscriptores, los usuarios de libre acceso siguen teniendo a su disposición un exhaustivo compendio de reseñas divididas en secciones -como las del equipo, utilidad y riesgo de inversión. Si dispones de poco tiempo y necesitas una rápida perspectiva general de un proyecto o moneda, un agregador como Baserank resulta idóneo para la tarea. Sin embargo, es importante que profundices siempre en los proyectos que te interesan antes de invertir.


Crypto fees

Como habrás deducido por el nombre, esta herramienta te muestra las comisiones generadas por cada red durante las últimas 24 horas o siete días. Se trata de una métrica de fácil empleo al analizar el tráfico y uso de una red blockchain. Las redes con altas comisiones suelen experimentar una gran demanda.

Sin embargo, no deberías interpretar esta métrica solo en base al valor nominal. Algunas blockchains han sido concebidas teniendo en cuenta bajas comisiones, lo que complica la comparación con otras redes. En estos casos, es mejor fijarse en la figura junto con el número de transacciones u otra métrica. Por ejemplo, monedas con grandes capitalizaciones de mercado como Dogecoin o Cardano ocupan puestos bajos en los gráficos generales, como resultado de sus baratas comisiones de transacción.


Glassnode Studio

Glassnode Studio ofrece un "dashboard" (panel de control) que muestra un amplio rango de métricas y datos on-chain. Como la mayoría de herramientas disponibles, presenta un modelo de suscripción. Sin embargo, la cantidad de datos on-chain gratuitos que ofrece es idónea para inversores amateurs y resulta bastante detallada. Es mucho más fácil encontrar toda la información en un sitio, en lugar de reunirla tú mismo utilizando exploradores blockchain. La principal ventaja de Glassnode es el amplio número de categorías y subcategorías de métricas que puedes explorar. Sin embargo, si estás interesado en proyectos de Binance Smart Chain, presentará muchas limitaciones en este sentido.

Para aquellos que quieran combinar sus métricas con el análisis técnico, Glassnode Studio incorpora TradingView con todas sus herramientas gráficas. Es habitual que los inversores y traders combinen múltiples tipos de análisis al tomar decisiones. Poder hacer todo esto en un único lugar es un plus.


En conclusión

Realizado correctamente, el análisis fundamental puede proporcionar información invaluable sobre las criptomonedas de una manera que el análisis técnico no puede. Ser capaz de separar el precio de mercado del valor "verdadero" de una red es una habilidad excelente para operar. Por supuesto, hay cosas que el AT puede decirnos que no se pueden predecir con AF. Es por eso que muchos traders utilizan una combinación de ambos en estos días.

Como ocurre con muchas estrategias, no existe un manual de estrategias de AF que se adapte a todos. Con suerte, este artículo te habrá ayudado a comprender algunos de los factores a considerar antes de ingresar o salir de posiciones con criptoactivos.