¿Qué son los CryptoPunks?
¿Qué son los CryptoPunks?
InicioArtículos

¿Qué son los CryptoPunks?

Principiante
2w ago
4m


TL;DR - RESUMEN

Los CryptoPunks son piezas coleccionables de criptoarte, representadas mediante NFTs en la red Ethereum. En total existen 10.000 pequeños punks, de estilo 8 bits, todos con características únicas. Como uno de los primeros proyectos de tipo NFT que lograrían fama, los CryptoPunks inspirarían a muchos criptoartistas e, incluso, el desarrollo del estándar de token ERC-721 para coleccionables digitales. El proyecto se haría más popular en 2021, después de que algunos CryptoPunks fueran vendidos por millones de dólares - convirtiéndose así en uno de los NFTs de mayor precio.




Introducción 

A primera vista, estas pequeñas caras pixeladas en cuadros de escaso tamaño no parecen ser particularmente especiales. Algunos fuman pipas. Otros tienen sombreros. Algunos incluso son alienígenas. Pero el aspecto puede resultar engañoso cuando hablamos de NFTs.

Simplemente poseyendo uno de estos punks de apariencia divertida, probablemente podrías comprarte desde un pequeño apartamento a una gran mansión. Con una cantidad máxima de 10.000 unidades, estos CryptoPunks con un estilo de 8 bits gozan en la actualidad de una enorme demanda. No pelean, no pueden colocarse en "staking", y no hacen nada más que ser lo que simplemente son: unos pequeños punks. Pero resulta que los CryptoPunks son uno de los primeros proyectos de tipo NFT de la historia.


¿Quién creó los CryptoPunks?

Los CryptoPunks son obra de Larva Labs, con sede en Nueva York, y fundada por Matt Hall y John Watkinson. El proyecto se puso en marcha en 2017 como un experimento sobre el valor de los NFTs y el arte, ayudando a popularizar a la larga lo que hoy en día conocemos como criptoarte.
Son un tipo de criptomoneda, pero bastante diferente de Bitcoin o BNB. Cada uno de los 10.000 punks es un NFT único alojado en la blockchain de Ethereum. 3840 son mujeres, mientras que 6039 son hombres. El conjunto también presenta unos cuantos simios, alienígenas y zombis.

La combinación y mezcla de distintos atributos garantiza que cada una de las 10.000 unidades sea única.


Inicialmente, los punks se ofrecerían y distribuirían de manera gratuita. Todo lo que había que hacer para obtener uno era pagar la comisión de transacción de Ethereum correspondiente.

La popularidad de estas obras de arte se dispararía desde entonces, junto con la de los NFTs en general. La casa de subastas Christie's ha llegado a subastar colecciones partiendo de estimaciones de varios millones.
Este punk alienígena de aspecto pálido y con una cinta en el pelo ostenta actualmente el récord del CryptoPunk vendido por un mayor precio, al alcanzar los 4200 ETH -aproximadamente 7,58 millones de dólares en el momento de la venta, en marzo de 2021. El segundo lugar lo ocupa el CryptoPunk #7804, que sería vendido por la misma cantidad de ETH (aproximadamente 7,57 millones de dólares en el momento de la venta). La diferencia se debe al incremento del precio de ETH. 
En relación con el conjunto de los NFTs, ambos se sitúan como segundo y tercer token no fungible más caro jamás vendido. EVERYDAYS: THE FIRST 5000 DAYS de Beeple ocupa en la actualidad la primera posición, tras venderse por $69.346.250.


¿Cómo funcionan los CryptoPunks?

Cuando el proyecto se lanzó, el estándar de token ERC-721 que se utiliza actualmente para los NFTs ni siquiera existía. Larva Labs tendría que trabajar con lo que tenían a mano: ERC-20.

De una manera un tanto "punk", el equipo acabaría modificando el código ERC-20 lo suficiente como para producir elementos no fungibles, lo que serviría de inspiración para el desarrollo de ERC-721 poco después.

Si nos fijamos en el token en Etherscan, veremos que la oferta total máxima es de 10.000 unidades. Aunque los punks se muestran como un ERC-20, no son tokens idénticos.


Puedes verificar la autenticidad de cada CryptoPunk sometiendo a hashing su imagen de referencia, y comparándola con el hash de una imagen específica del contrato del token. 
Dado que las imágenes son demasiado grandes para ser almacenadas en la blockchain, Larva Labs crearía una imagen compositiva que contendría los 10.000 punks. Un hash de la misma está presente en el contrato del token de los CryptoPunks.

Sin embargo, ¿cómo puedes saber cuál tienes? Bueno, lo cierto es que el token de cada punk contiene metadatos que apuntan a su posición dentro de la imagen compositiva. Por ejemplo, el CryptoPunk #7804 ocupa la posición 7804 dentro de la gran imagen compositiva.


¿Dónde puedo comprar CryptoPunks?

Además de diseñar los CryptoPunks, Larva Labs también crearía su propio marketplace dentro de la página web de estos. Ahí es donde los usuarios pueden realizar pujas, comprar y vender CryptoPunks. Puedes interactuar con el marketplace instalando y conectando tu MetaMask.


Los CryptoPunks también llegarían a OpenSea, uno de los principales marketplaces de NFTs de Ethereum. Sin embargo, estos punks pixelados son un poco distintos. Y es que han sido wrappeados como tokens ERC-721, lo que permite que sean tradeables en marketplaces de NFTs.
Un CryptoPunk de tipo ERC-721 puede ser devuelto nuevamente a su formato original ERC-20 de manera muy fácil. El proceso de "wrapping" y "unwrapping" (wrappeado y retorno al estado original) se lleva a cabo en Wrapped PUNKS, y puede realizarse mediante una billetera MetaMask que contenga un CryptoPunk.


En conclusión

Aunque como NFTs ya no son únicos, los CryptoPunks fueron en su día pioneros del valor puramente artístico en una blockchain. A diferencia de los CryptoKitties, que presentan elementos de "gamificación", cada punk individual no es más que una simple imagen. Aún así, uno se da cuenta de su enorme popularidad por el gran número de proyectos que se han inspirado de manera directa en los CryptoPunks.