Custodia

Principiante

En los círculos financieros, la custodia se refiere al holding de activos en nombre de un cliente, generalmente a través de algún tipo de institución. Un holder de activos puede querer usar un servicio de custodia, ya que esto mitiga riesgos de seguridad como el robo o la pérdida.

Los custodios tienden a ser diferentes a los bancos, ya que no pueden hacer uso de los activos que mantienen para su beneficio. Por sus esfuerzos, la institución generalmente impone una comisión por el cuidado de los activos. Esto también puede cubrir la venta de los activos a petición del cliente.

En el ámbito de las criptomonedas, las soluciones de custodia son aquellas en las que un tercero posee las claves privadas de los fondos del usuario. Los custodios son los únicos que pueden enviar y recibir las monedas del usuario. Si bien el dueño de la criptomoneda la posee en un sentido legal, no tiene propiedad de ella a nivel de protocolo. Prácticamente todos los exchanges utilizan un enfoque de custodia, ya que les permite brindar una mejor experiencia a los usuarios.
En lo que respecta a la seguridad, las soluciones de custodia pueden resultar más seguras para los usuarios novatos que no tienen experiencia con la administración de las claves. Sin embargo, cabe recalcar que esto vuelve vulnerables a los usuarios a los riesgos de la contraparte. Un custodio podría experimentar vulnerabilidades de seguridad o podría cerrar, lo que deja a los usuarios con pocos recursos para recuperar sus monedas.

Esto no debe socavar la importancia de estas entidades. Los custodios desempeñan un rol vital en el ecosistema, desde la incorporación de nuevos usuarios hasta proporcionar a los usuarios expertos herramientas de trading sofisticadas. Existe un número creciente de empresas para manejar el almacenamiento y la gestión de activos a nivel institucional. Algunas están aseguradas para poder reembolsar a sus clientes en caso de pérdida de fondos.

No obstante, como regla general para el usuario promedio, si tiene muchos fondos que no está usando activamente, lo ideal es mantenerlos en almacenamiento en frío. Los ejemplos de un uso activo incluyen el staking, el trading u otras formas de ingreso pasivo.
Ceffu (anteriormente conocido como Binance Custody) tiene como finalidad proporcionar una mejor solución de custodia para las instituciones. Puedes contactar el servicio aquí. 
Share Posts
Related Glossaries
Registrar una cuenta
Pon en práctica tus conocimientos abriendo una cuenta en Binance ahora.