Guía para Principiantes sobre VPNs

Compartir
Copied to clipboard!
Guía para Principiantes sobre VPNs

Contenido


Introducción

En la era digital, tu proveedor de servicios de Internet (o ISP) es tu puerta de entrada al mundo online. Estas empresas son las encargadas de venderte tu abono a Internet y conectarte con otros dispositivos de todo el mundo. Sin ISPs, no podrías acceder con facilidad a la red para disfrutar de las redes sociales o del streaming de tus shows favoritos en Netflix.

Desgraciadamente, esto te sitúa en una posición un tanto vulnerable. Los ISPs se presentan como intermediarios, convirtiéndose en parte de cualquier comunicación entre tú y las páginas web. Además, la propia estructura de Internet hace que uno acabe revelando su localización cada vez que visita una página web.

Afortunadamente, las VPNs pueden ayudar a evitar este tipo de problemas.


¿Qué es una VPN?

Una VPN (o Red Privada Virtual) es un túnel seguro que conecta tu dispositivo a otra red de Internet. Puede ser utilizado para conectarse a redes corporativas, por ejemplo, o simplemente para navegar por las webs sin revelar tus datos a las mismas.


¿Cómo funciona una VPN?

Para entender qué hace una VPN, es importante comprender cómo funcionan las comunicaciones ordinarias entre tú y una página web.


Ruta simplificada desde los dispositivos de tu casa a una página web.

Ruta simplificada desde los dispositivos de tu casa a una página web.


Supongamos que deseas acceder a la página web de I Love Honey Badgers (e) desde tu ordenar portátil o smartphone (a). Escribirás un nombre en idioma humano en la barra de direcciones (es decir, ilovehoneybadgers.com), pero tu equipo lo traducirá como un número. Dicho número es la dirección IP de la página -la cual se parece un poco a una dirección física. Cuando uno envía una carta, es necesario que la oficina de correos sepa a qué dirección va dirigida. Básicamente, con los datos transmitidos online harás lo mismo.

Tu dispositivo no se conecta directamente a Internet (d), sino que necesita vincularse con algo que pueda transmitir el mensaje. En casa, es probable que tengas un router (b) al que conectas múltiples dispositivos. El router se comunica a continuación con tu ISP (c), que conecta con Internet. Desde ahí, tu solicitud puede ser enrutada hacia la página web que vas a visitar (e).

Obviamente, la página web necesita saber dónde debe retornar la información solicitada, por lo que debe conocer tu dirección IP. Por lo tanto, cada vez que te comunicas con servicios de esta forma, éstos tendrán una idea de dónde te encuentras.

Para muchos, el grado público de la información que encontramos a este nivel es alarmante. uno puede encriptar los datos que envía, pero las direcciones IP revelan mucho respecto a tus intenciones. Por ejemplo, es posible que tu ISP no sepa que estás leyendo sobre tejones de la miel en I Love Honey Badgers, pero verás que estás intentando acceder a dicho dominio. 

Si quieres preservar tu privacidad respecto a las páginas web que visitas y tu localización, deberías utilizar una VPN.

Respecto a las VPNs comerciales que se usan para navegar, generalmente la cosa funciona de la siguiente manera:

  1. Pagas una subscripción a un servicio VPN.
  2. Recibes las credenciales para autentificarte.
  3. Instalas un cliente de VPN para comunicarte con el servidor de la VPN.
  4. Un protocolo túnel establece una conexión segura entre tu dispositivo y el servidor. Entre los ejemplos de posibles protocolos se encuentran OpenVPN, L2TP/IPSec y PPTP.
  5. Cuando deseas acceder a una página web, transmites los datos a través del túnel para llegar al servidor.
  6. El servidor solicita la información de la página web y te devuelve la respuesta a través del túnel de la VPN.

El protocolo túnel crea una especie de canal privado entre tu dispositivo y el servidor de la VPN. La información que contiene se encripta para que los extraños no puedan leerla o acceder a ella. Dado que tu tráfico de Internet se enruta ahora a través de otro servidor, la página web no podrá ver tu IP real y localización, sino solamente aquellas proporcionadas por la VPN. Si vivieras en los EE.UU. y te conectaras a un servidor de la India, cualquier página web asumiría que estás radicado en este último país.


Se establece un túnel encriptado entre tu dispositivo y tu servidor VPN.

Se establece un túnel encriptado entre tu dispositivo y tu servidor VPN.


En este sentido, podrías imaginarte el servidor como algo parecido a un nodo de salida de la red Tor. La fuente de la solicitud se ofusca y se canaliza a través de Internet para que parezca que proviene de una ubicación distinta.


¿Por qué deberías utilizar una VPN?

Existen numerosos casos de uso de las VPNs. Es posible que ya utilices uno en tu negocio, dado que facilita a los empleados el acceso remoto a la intranet de la compañía de forma segura. Otra posibilidad sería utilizar una VPN para desbloquear las páginas que están restringidas en tu país. Recuerda que, para los ISPs, será como si estuvieras accediendo a un servidor aleatorio –páginas web no censuradas.

Otra razón de peso para utilizar una VPN es tu privacidad online y seguridad. La propia arquitectura de Internet requiere de los usuarios cierta proactividad para garantizar su seguridad. Si éstos se muestran pasivos o no son suficientemente cuidadosos, se arriesgan a quedar expuestos o ser hackeados.

Cada vez que nos conectamos a la red, revelamos información que puede caer en malas manos. Los datos personales se consideran cada vez más un recurso valioso, tanto para los actores maliciosos como para las empresas legítimas. Con una VPN, no sólo evitas la recolección de datos por parte de tu ISP, sino que también puedes ocultar tu localización geográfica. En definitiva, las VPNs dificultan que terceros descubran quién eres.

Si utilizas redes WiFi públicas, resulta esencial que comprendas los peligros. A pesar de que uno puede esperar cierto grado de privacidad de su WiFi doméstica, el router de una cafetería local no ofrece dichas garantías. De hecho, los puntos de acceso de WiFi públicos son patios de recreo para los actores maliciosos. Si realmente has de utilizarlos, una protección VPN es altamente recomendable. Y como mínimo, opta por páginas webs que utilicen el protocolo HTTPS en lugar del HTTP -dado que el primero encripta la conexión con SSL/TLS.

Lee más sobre los riesgos asociados con el WiFi público en ¿Por qué el WiFi Público es inseguro?.


Pros y contras de utilizar una VPN

Pros de las VPNs

Suplantación de la ubicación

Con una VPN, tu conexión de internet aparenta tener origen en una ubicación distinta. Esto te permite eludir las restricciones de acceso a ciertas páginas impuestas por tu país, o evitar los "geo-blocks" que la web tenga instaurados.


Una mayor seguridad

Dado que tus comunicaciones pasan a través de un túnel encriptado, nadie excepto el otro extremo del mismo (es decir, el proveedor de VPN) podrá entenderlas. Esta conexión encriptada evita que ISPs, hackers y otros espías recolecten tus datos. Si la página web a la que accedes utiliza HTTPS, el servidor VPN no podrá ver los contenidos de tu solicitud. Sólo sabrán a qué página web estás accediendo.


Mayor privacidad

Además de evitar que tu ISP aprenda lo que estás haciendo en línea, también evitas que los sitios web que estás navegando determinen tu ubicación.


Costo y variedad

Con un poco de esfuerzo, puedes configurar una VPN tu mismo. Alternativamente, hay muchos proveedores que ofrecen acceso a servidores en cientos de países. Algunos vienen con aplicaciones propias para sistemas operativos móviles y de escritorio, mientras que otros simplemente requieren que te conectes a través de software de código abierto.


Contras de las VPNs

Velocidades más lentas

Es lógico pensar que las conexiones VPN a menudo son más lentas que las normales. Después de todo, estás introduciendo al menos un paso adicional entre tu dispositivo y los sitios web que visitas. Por ejemplo, si estás en el Reino Unido y usas un servidor en Australia, no solo necesitas considerar la latencia, sino también las velocidades de carga / descarga del servidor.


Los proveedores saben quién eres

Los proveedores saben quién eres. Tu dirección IP está enmascarada para el mundo exterior, pero no para el proveedor de VPN. Existe la posibilidad de que guarden registros de tu actividad y, en algunos casos, la entreguen a las agencias gubernamentales. También podrían venderlo a otras partes. Por eso es importante investigar y comparar los proveedores de VPN antes de elegir uno.


Posiblemente ilegal

Algunas naciones prohíben el uso de VPNs, empleando técnicas como la inspección profunda de paquetes para identificar a los usuarios. En estas jurisdicciones, intentar enmascarar el tráfico de tu red puede causarte problemas legales y puede hacer que te destaques ante las autoridades.


Insuficiente

Las VPN no son en absoluto una solución de un solo clic para el anonimato en línea. Pueden proporcionar una falsa sensación de seguridad cuando, en realidad, existen muchos otros métodos para vigilar a los usuarios de Internet.


¿Buscas empezar con criptomonedas? ¡Compra bitcoins en Binance!


Buenas prácticas con VPNs

Ya sea que hayas decidido dar el paso o que ya tengas una VPN, hay algunas cosas que debe saber sobre cómo funciona la VPN que has escogido.

Podrías decidir configurar una VPN porque no confías en tu proveedor de servicios de Internet. Es una razón válida para hacerlo, pero debes tener en cuenta que no estás aboliendo la confianza por completo. En cambio, la estás quitando de las manos de tu ISP y colocándola en las del proveedor de VPN.

Por lo tanto, es importante que elijas un proveedor en el que confíes. Si no estás familiarizado con la industria de VPN en general, es posible que te pregunte por dónde comenzar. Ahora describiremos algunas cosas a tener en cuenta al comprar una suscripción


Buena reputación

Cuando se trata de tu privacidad en línea, no quieres optar por la opción de VPN más barata. En el mejor de los casos, los proveedores de VPN gratuitos se beneficiarán de tus datos de alguna manera. En el peor de los casos, podría estar instalando malware que hace mucho más daño que bien.

Se pueden encontrar servicios de buena reputación por el costo mensual del café. Lee opiniones imparciales sobre las diversas ofertas, compara costos, velocidades y ubicaciones de servidores. Si lo tomas en serio, es posible que también desee consultar sus Términos de servicio. Existen numerosos sitios imparciales que presentan comparaciones de lado a lado para ayudarte a decidir. Al igual que con la criptomoneda, ¡haz tu propia investigación!


Atributos deseables

El modelo de amenaza de cada persona será diferente. Para los más preocupados por la privacidad, es posible que desees considerar los proveedores de VPN que ofrecen los siguientes atributos.


Jurisdicciones libres de vigilancia

The Five Eyes es una alianza de países que comparten inteligencia entre sí. Originalmente un acuerdo entre el Reino Unido y los Estados Unidos, desde entonces se ha expandido para incluir a Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Estas naciones comparten controversialmente información sobre sus ciudadanos entre sí.

Aunque (supuestamente) no son tan rigurosos en su intercambio de información, los Nueve Ojos (que también incluyen Francia, Holanda, Dinamarca y Noruega) y los Catorce Ojos (+ Suecia, España, Alemania, Italia y Bélgica) son extensiones de esta alianza.

Los activistas de la privacidad advierten contra el uso de VPN domiciliadas en estas jurisdicciones. Si te encuentra en una nación de Five Eyes y accedes a Internet a través de servidores VPN basados en Five-Eyes, tu gobierno aún podrá solicitar tu actividad. Nuevamente, si sientes que esto es necesario depende de tu perfil de riesgo. Algunos perciben que evitar estas jurisdicciones es excesivo.


Interruptor de Internet Kill

Muchas VPN incorporan una característica conocida como "Interruptor Kill", que es una medida de seguridad que corta la conexión de red si el protocolo VPN no funciona correctamente. Es un mecanismo útil que puede evitar que pierdas accidentalmente tu dirección IP en caso de mal funcionamiento de tu VPN.


Política de registro

Los proveedores de VPN comprometidos con la protección de la privacidad de sus usuarios suelen adoptar una política de "sin registros". Esto simplemente significa que no mantendrán un registro de tu actividad. Cabe señalar que no hay forma de verificar esto. El negocio podría estar mintiendo. Hay ejemplos en la historia reciente de proveedores "sin registro" que se han visto obligados a compartir datos sobre los usuarios con las autoridades.

Algunos sugieren que cualquier proveedor que se jacte de un enfoque de " cero registro" es falso, ya que algunos datos deben recopilarse. Como resultado, los usuarios deben buscar empresas que proporcionen desgloses claros de los datos que retienen.


Amigable con criptomonedas

Si deseas una VPN para fines de privacidad en línea, es probable que no te guste compartir tu información personal. Los detalles de tu tarjeta de débito y crédito son quizás la información más confidencial que posees, por lo que es comprensible que los buenos proveedores ofrezcan soluciones de pago alternativas. Muchos te permiten pagar a través de una variedad de criptomonedas para una experiencia más privada.


Soporte de múltiples dispositivos

Algunas suscripciones te permiten proteger no solo tu PC (ya sea Windows, Mac o Linux), sino también teléfonos inteligentes y dispositivos IoT. Si deseas garantizar la cobertura en toda tu red doméstica, puede ser conveniente una suscripción que pueda usarse en múltiples dispositivos.


Conclusión

Las redes privadas virtuales se están convirtiendo rápidamente en una herramienta integral para el acceso a Internet, ya sea que estés en tu hogar o en redes públicas. Las VPNs, económicas pero eficientes, te permiten proteger información personal valiosa tanto de tu ISP como de los sitios web a los que accedes.

Sin embargo, es importante entender que las VPN no son balas de plata. El anonimato total en línea es una especie de mito, ya que existen innumerables formas para que los adversarios tengan acceso a tus datos. Cosas como las cookies y las huellas digitales del dispositivo también pueden filtrar mucha información. Para evitar dificultades de seguridad comunes, las VPN deben usarse en combinación con otras tecnologías de seguridad y privacidad.


¿Preguntas sobre VPNs? ¡Dirígete a Ask Academy para discutirlas con la comunidad!

Loading