Tres criptopuentes populares y cómo funcionan
Índice
Introducción
¿Qué es un criptopuente?
Tipos de puentes
Solana Wormhole Bridge
Avalanche Bridge
Polygon Bridge
Conclusiones
Lecturas adicionales:
Tres criptopuentes populares y cómo funcionan
Inicio
Artículos
Tres criptopuentes populares y cómo funcionan

Tres criptopuentes populares y cómo funcionan

Intermedio
Publicación: Nov 30, 2022Actualización: Feb 1, 2023
7m

Resumen

Los criptopuentes son esenciales para favorecer la interoperabilidad entre varias blockchains. Conectan ecosistemas de criptomonedas que antes estaban aislados para que los usuarios puedan compartir datos y transferir activos entre blockchains separadas que tienen sus propias reglas tecnológicas y económicas individuales. 

Los criptopuentes se pueden clasificar en puentes confiables, trustless, unidireccionales y bidireccionales. Solana Wormhole Bridge, Avalanche Bridge y Polygon Bridge son algunos de los criptopuentes más populares usados para hacer circular activos. Cada puente presenta ventajas únicas.

Introducción

Por lo general, las blockchains no son intrínsecamente interoperables, lo que significa que los datos y activos de una blockchain no se pueden transferir a otra. Muchos proyectos abordan este problema mediante la construcción de criptopuentes entre las blockchains para facilitar la transferencia de datos y activos. Sin embargo, cada criptopuente conecta únicamente con blockchains determinadas y, por lo tanto, no es una solución universal.

Si, por ejemplo, un equipo crea un puente entre ETH y BTC, ese puente no se podrá usar para mover activos de XRP a ETH. Asimismo, solo los usuarios que tengan billeteras cripto compatibles con un puente en particular podrán usarlo.

¿Qué es un criptopuente?

Un puente para criptos es un protocolo que permite que dos o más blockchains funcionen y compartan datos entre sí. Conecta a las blockchains para que los usuarios de una red puedan participar en las actividades de la otra. Esto permite a los usuarios utilizar sus holdings que estén fuera de las cadenas nativas.

Las blockchains son diferentes en cuanto a tokens, mecanismos de consenso, comunidades y modelos de gobernanza. Un criptopuente favorece la interoperabilidad de las blockchains y permite la transferencia de datos y criptoactivos entre diferentes cadenas.

Los criptopuentes también permiten que las blockchains aprovechen las fortalezas de sus pares. Por ejemplo, Bitcoin no tiene que reconstruir su blockchain para incorporar los contratos inteligentes porque otras redes pueden hacerlo por ella.

Además, los criptopuentes permiten a los desarrolladores comunicarse y colaborar entre sí independientemente de en qué red estén trabajando. De esta manera, los protocolos se pueden conectar más fácilmente y desarrollarse a partir de las funciones y casos de uso de los demás.

Normalmente, los criptopuentes transportan tokens de una red a otra, pero antes realizan el wrapping de los tokens, un proceso en el que el puente bloquea el token original en un contrato inteligente y crea una cantidad equivalente de wrapped tokens, como WETH de ETH y WBNB de BNB.

También existen otras tecnologías que se centran en la interoperabilidad del ecosistema cripto. Un ejemplo de esto son los protocolos de capa 0. Las capas 0 permiten a otras blockchains construir sobre ellas ofreciéndoles una capa subyacente común. Por lo tanto, una blockchain no requiere puentes porque cada blockchain construida sobre una capa 0 se conecta a otras blockchains desde el inicio.

Tipos de puentes

Puentes confiables

Los puentes confiables dependen de una entidad central o un sistema. Incluyen verificadores externos que facilitan de manera segura la transferencia de datos y valores. Sin embargo, esto también significa que requieren que los usuarios entreguen el control de sus criptoactivos, lo que contradice el espíritu de autocustodia de las criptomonedas.

Puentes trustless

A diferencia de los puentes confiables, los puentes trustless no dependen de entidades externas. En su lugar, funcionan de manera descentralizada mediante contratos inteligentes que gestionan el proceso de interoperabilidad. De este modo, lo usuarios pueden mantener la propiedad de sus criptos. Mientras que los usuarios de los puentes confiables deben confiar en la reputación de los operadores del puente, los usuarios de los puentes trustless se atienen al código subyacente. 

Puentes unidireccionales

Los puentes unidireccionales permiten a los usuarios mover sus criptomonedas a otra red, pero no ofrecen la posibilidad de enviarlas de regreso por la misma ruta. Esto significa que deben usarse solo para transacciones en una dirección.

Puentes bidireccionales

Los puentes bidireccionales, en cambio, permiten la transferencia de activos en ambos sentidos. Brindan una manera más fluida de transferir datos y criptomonedas entre dos redes. Desde este punto de vista, pueden ser más convenientes para un usuario que utilice frecuentemente dos redes para enviar y recibir criptomonedas.

Solana Wormhole Bridge

Wormhole es un puente bidireccional que tiene como objetivo facilitar el movimiento rápido y económico de activos tokenizados entre blockchains al aprovechar las ventajas estructurales de alta velocidad y bajo costo de Solana.

El objetivo de Solana para Wormhole era resolver los problemas comunes de las finanzas descentralizadas (DeFi), como las altas comisiones de gas, el deslizamiento de los precios y la congestión de la red. Cuando se lanzó en 2020, ofrecía una forma descentralizada de unir ERC-20 y SPL entre Ethereum y Solana. Hoy en día, Solana Wormhole permite la transferencia de criptos entre 17 cadenas.

Wormhole se desarrolló junto con Certus One, una compañía que ejecuta nodos para blockchains y provee servicios de seguridad de infraestructura para las blockchains Proof of Stake (PoS). Como los desarrolladores pueden utilizar Wormhole para acceder a la red Solana, se elimina la necesidad de que un proyecto cripto reescriba sus propios códigos base para Solana. 

El puente se basa en los oráculos cross-chain descentralizados. Los llamados "guardianes" llevan los tokens de una cadena a la otra mediante el bloqueo o la quema de tokens en una cadena y su acuñación o liberación en otra.

Los "guardianes" son ejecutados por operadores de nodos, como los validadores de Solana y las partes interesadas del ecosistema. Su estructura de incentivos alineada con Solana puede ayudar a mantener la confiabilidad del puente.

Avalanche Bridge

Avalanche Bridge (AB) es otro puente bidireccional que se creó especialmente para los usuarios minoristas. Lo lanzó Ava Labs en julio de 2021. El puente es un reemplazo del diseño de puente anterior llamado Avalanche-Ethereum Bridge (AEB). Cuenta con comisiones que son aproximadamente cinco veces más bajas que las de su predecesor.

Además, AB busca mejorar todavía más la experiencia de los usuarios con puentes de activos centrándose en la seguridad, la velocidad y las comisiones bajas. AB también conecta Ethereum y Avalanche al permitir a los usuarios transferir los tokens ERC-20 de Ethereum a la mainnet de Avalanche. 

El diseño de AB consiste en un código base privado (o "Intel SGX") y retransmisores (llamados "wardens"). La aplicación Intel SGX es un enclave privado que crea un entorno informático más seguro al facilitar las operaciones en un espacio cerrado y garantizar que el puente sea a prueba de manipulaciones.

La labor principal del "warden" es la de monitorear las blockchains Avalanche y Ethereum. Cada vez que un "warden" ve un token ERC-20 llegando a Ethereum de Avalanche Bridge, registra la transacción en el enclave Intel SGX.

Sin embargo, cuando se envían tokens de Avalanche a Ethereum, el enclave primero confirma que se quemen las monedas wrapped ERC-20 para luego indicar la transferencia de la cantidad equivalente a Ethereum. Finalmente, cuando la transacción se confirma, el token se bloquea y se acuña, o se quema y libera.

Polygon Bridge

Polygon Bridge es un puente trustless cuya primera propuesta surgió a inicios del año 2020. El equipo de Polygon la realizó para aumentar la interoperabilidad entre las redes Polygon y Ethereum. El puente comenzó a funcionar más tarde ese mismo año.

En la actualidad, permite a los usuarios transferir tokens y tokens no fungibles (NFT) entre Ethereum y Polygon. Ahora los usuarios pueden aprovechar la popularidad de Ethereum, así como las bajas comisiones y la mayor velocidad de transacción de Polygon.

Polygon ofrece a los usuarios dos puentes para transferir activos: el puente Proof of Stake (PoS) y el puente Plasma. El primero protege la red al adoptar el algoritmo de consenso PoS. Aunque en el puente PoS los depósitos se completan casi instantáneamente, los retiros pueden tardar un poco más. El puente admite la transferencia de Ether y otros tokens ERC comunes.

El puente Plasma utiliza la solución de escalabilidad Plasma de Ethereum para ofrecer una mayor seguridad. Los usuarios pueden usar el puente para transferir el token nativo de Polygon, MATIC, y ciertos tokens de Ethereum (ETH, ERC-20 y ERC-721). 

Mover tokens con Polygon sigue la lógica de utilización de puentes típica. Los tokens que salen de la red Ethereum se bloquean y automáticamente se acuña la misma cantidad de tokens en Polygon como tokens anclados en una proporción de 1:1. De manera similar, cuando se mueven tokens a Ethereum, los tokens anclados en Polygon se queman y los tokens de Ethereum se desbloquean.

Conclusiones

Aunque los criptopuentes aumentan la interoperabilidad del ecosistema cripto, siempre debes hacer tu propia investigación para elegir el puente más adecuado para ti.

Recuerda que mover tokens no cambia el suministro circulante de la criptomoneda que vayas a transferir. Los puentes simplemente bloquean tokens en la red remitente y acuñan nuevos tokens en la red receptora, lo que genera wrapped tokens.

Si los wrapped tokens se envían de regreso a la cadena nativa, se queman antes de que los originales se liberen en la otra parte.

Lecturas adicionales: